¿Quién soy yo?

Yo soy otro tú.

Otro rostro y otro aspecto de la unidad de la cual formas parte.

No soy muy diferente a ti; tengo dos brazos, dos piernas, una cabeza, un corazón…

Y hasta seguramente te sientas identificado con muchas cosas de las que hablo, como si ya lo supieras o hubieras pensado y yo sólo le pongo voz.

Desde pequeño me he sentido que no formo parte de esta mentira que sostiene el planeta.

Me he sentido un alienígena y he odiado a la raza humana por lo que está haciendo con el planeta y con sus semejantes.

He crecido como una persona marginada, alienada de la sociedad y no entendido por sus familiares y “amigos”.

Siempre he defendido la justicia y luchado por la verdad.

Desde pequeño me he sentido un ser sensible expuesto a todos los sentimientos, pensamientos y energías que se movían a mi alrededor.

Al principio sentía todo eso como mío y no sabía controlarlo, pero con el tiempo aprendí.

Aprendí a no vender mi energía para ser aceptado, aprendí a poner límites, aprendí a aceptarme.

Desde pequeño me sentía atrapado en un mundo que no era el mío y quería salir de aquí a toda costa.

Esto me llevó a conectar con otras realidades, universos, seres y estados de consciencia.

Buscando entender mis propios procesos conecté con otras vidas, otras culturas y otras líneas de tiempo.

Ahora quiero compartir contigo todas mis experiencias y todo lo que he aprendido.

Porque si tú te liberas también lo hago yo.

Y juntos podremos salir de esta ilusión a la que llaman realidad y en la que no encajamos ni con calzador.

Tú y Yo no somos distintos.

Buscamos la libertad y la evolución del ser, la integración de la consciencia y el retorno a casa, a las estrellas, ¿verdad?

Hasta pronto compañer@.

¡¡¡Uno en tod@s y para tod@s!!!