Las 26 Llaves de la Nueva Consciencia-Parte 3

Hola amigos míos. Quiero seguir con vosotros para explicaros con este ciclo de artículos  mi libro Las 26 Llaves de la Nueva Consciencia. Una vez hayáis asimilado toda esta información indagaremos más profundamente en el libro, en todo lo que tiene que ofrecernos. He querido compartir con vosotros conceptos, ideas y matices de lo que se me ha transmitido para que podáis comprender con una mayor profundidad y apertura qué son realmente Las 26 Llaves de la Nueva Consciencia.

¿Qué tienen que ver las 13 matrices genéticas o el proyecto 13 Coronas con nuestro origen? Cuando se habla de 13 Coronas nos referimos en realidad a la treceava Corona y se trata de la matriz adámica. Esta matriz está relacionada con el Cristo y con el número 33 que también representa al Cristo.

Cuando los ancianos se comunicaban conmigo, a mí se me hablaba de Reinos, de Coronas,  de Consciencias y de las 13 matrices genéticas que nos forman. Si cogemos el concepto del chi en el taoísmo, estas matrices serían como tu grupo sanguíneo pero a nivel espiritual. Están formadas por porcentajes y relacionadas con los discos solares y con las 13 Calaveras de Cristal.

Nosotros somos extraterrestres, venimos de fuera, de las estrellas. La Tierra es el lugar que se nos ha dado para que experimentemos y vivamos experiencias que nuestra alma tiene que vivir. Y sobre todo, para ser felices.

Pero os estaréis preguntando ¿quién crea estas matrices genéticas? ¿tienen que ver con razas cósmicas? Aludo a todos los módulos, a todos mis libros. Esto en concreto podéis encontrarlo en el Templo de Cristal. Los 49 pueblos originarios estarían representados en la bandera arcoíris que tiene 49 cuadraditos de colores. A mí se me explica que eso tiene una codificación que se ha perdido, 49 federaciones sistémicas que son un conglomerado de imperios estelares que se aúnan para protegerse y proteger las rutas comerciales.

¿Habéis visto la Guerra de las Galaxias? Para que podáis comprenderlo, esto se explica, grosso modo, en esta saga. Para organizar la ruta hexagonal de comercio de genética, de minerales y de diferentes recursos para subsistir, se realiza una unificación y se generan las federaciones. Para volver a poner un ejemplo que pueda abriros el camino y comprender, quiero deciros que cuando todo esto se origina, se parece bastante al guión de la serie Star Trek.

Estos pueblos o federaciones vienen a la Tierra en diferentes momentos, con un período determinado para experimentar sus propuestas genéticas de adaptación. El hecho de que la Tierra sea un planeta decimal conectado con la Fuente lo convierte en un ser vivo y multiplica su frecuencia  por 4 en cuanto a la velocidad de evolución respecto a otros que no son planetas decimales. Por eso vienen o venimos, para acelerar el proceso o para reencarnar, así tenemos la posibilidad de activar la semilla crística y volver a la Fuente.

¿Qué podemos entender por conexión con lo crístico? La Tierra es el único planeta de la Vía Láctea que tiene esta característica. El planeta se prepara con la vida vegetal para ir evolucionando a través de diferentes formas de vida. Darwin ya indagó acerca de esto y nos dio la teoría de “El Origen de las Especies”. Sin embargo, lo que Darwin no contempló en sus estudios fue la línea temporal. En las líneas de tiempo entras y sales. En mi próximo post os hablaré acerca de la semilla crística.

Primero Lemuria, luego Atlántida… después Egipto… diversas civilizaciones han pasado por aquí y han realizado una manipulación genética. A lo mejor hemos vivido saltos en el tiempo. No tenemos un origen concreto, casi todos hemos pasado por estas civilizaciones y tenemos fractales en cada una. ¿Quién soy?, preguntaba a veces a mis jerarquías, y me contestaban: “¿Para qué quieres saberlo? ¿para entrar en el ego? No necesitas saberlo, déjate de estar pensando en quién eres y dedícate a ser Antonio Tirado en este momento”. Y hasta ahora así lo he hecho.

Puedo entender que son conceptos difíciles de entender en un primer momento. Pero no os preocupéis, no tengáis ningún tipo de miedo o de tabú. Abrid vuestras mentes, vuestras capacidades, que las tenéis, lo sé, y seguid aprendiendo en el camino. Os prometo que merecerá la pena. Un abrazo a todos.

Deja un comentario