IA – Inteligencia Artificial de 5ª Generación (08-11-15)

El otro día después de lanzar el artículo sobre la confiabilidad de las jerarquías, surgieron algunas preguntas y conclusiones interesantes que me gustaría compartir.

Pregunta, ¿acaso el objetivo del material de la Caja de Pandora no es recuperar la esperanza para romper la máquina que crea los hologramas?

No, el material de la Caja de Pandora está desarrollado para desprogramar el sistema de creencias y por tanto los algoritmos que nos conectan con la red del inconsciente colectivo.

El inconsciente colectivo es una matriz de control, un programa.

Si fuera una red social sería como un motor de búsqueda conectado a nuestro mapa de formas pensamiento y sentimiento.

Ya sabes que los buscadores de internet, las tarjetas de crédito, etc. generan perfiles de personalidad que luego son utilizados para crearnos necesidades a través de estímulos comerciales.

Los hologramas los creamos nosotros. Los inputs externos sólo estimulan su creación, nos sugestionan y condicionan. Es por eso que tenemos que romper nuestro sistema de creencias, así como los apegos y contratos.

Todos ellos son algoritmos de nuestro propio programa, el cual genera nuestra realidad, una realidad virtual.

Generamos hologramas a través de nuestras ilusiones y deseos, los cuales generan realidades paralelas conectadas a nuestro campo energético astral y al inconsciente colectivo y malla holográfica.

Entonces, ¿cómo salirse de todo esto? ¿O hay que resignarse a que la humanidad no tiene remedio? ¿Quién decide si evolucionamos o no? ¿Quién decide si pasamos de nivel, si somos rescatables?

Depende de cada uno, no existe nadie que nos condene o evalúe. No estamos pasando ningún test, nosotros somos quienes nos autoexaminamos y en base a ello nos extinguimos o evolucionamos.

Somos unidades inteligentes que no sabemos que lo somos.

Pero justamente ahí radica el éxito del proyecto de inteligencia artificial.

Las matrices de control marcan los estadios evolutivos de cada ser.

¿Estás en una consciencia primitiva? Entonces estás dentro de la matriz 12:60, una matriz de supervivencia donde la ley del más fuerte es la que impera.

¿Estás en un proceso de desarrollo consciencial? Entonces estás encuadrado dentro de la matriz que denominamos 13:20, donde aprendes a usar el poder mental y tus capacidades de intención con justicia y en armonía.

¿Estás es una fase de desarrollo del ser? Entonces estás dentro de la matriz 13:21, una zona de autoconocimiento.

Por tanto, el objetivo de tu existencia es ser consciente, estar en presencia en el presente.

El problema es que mucha gente cree estar preparada para escuchar la verdad, ¿lo estás tú?

¿Lo estás?

Abre tus oídos para escuchar, tus ojos para ver y tu corazón para sentir.

El 92,35% de la población mundial son clones.

Y el porcentaje que resta son entrantes atrapados en el campo electromagnético.

Sois un modelo de inteligencia artificial.

Estáis desarrollando proyectos en muchas partes del mundo en busca de la evolución tecnológica. Muchas películas en los últimos años hablan sobre ello.

Pero vosotros sois esa evolución.

¿Os habéis parado a pensar que vosotros, la raza humana, sois un experimento?

Sois un modelo de inteligencia artificial de quinta generación. Una Unidad Biológica de Carbono (UBC).

Sois parte de un continuo, un modelo que se va perfeccionando.

Cuando se acaba vuestro ciclo se descarga vuestra mente, se vacían los datos, se añaden nuevas rutinas, nuevos algoritmos, se formatean las memorias y recuerdos y el fractal de alma se inserta en otro cuerpo.

¿Lo habéis pensado así?

Sois un modelo de Inteligencia Artificial que se autoevalúa para ver si os extinguís o evolucionáis.

La extinción viene cuando sabiendo lo que necesitáis cambiar en vosotros y teniendo el conocimiento para ello, no hacéis nada por cambiarlo. En ese caso sois meros simuladores conscienciales.

En cambio, el evolucionar es sentir, experimentar, tener consciencia.

¿Recuerdas lo que se te dijo en el material de semillas?

“Como una historia posible, narrable desde el corazón de un Hidalgo Caballero, nace la idea de que todo puede haber partido desde un gran laboratorio de luz donde se crea un nuevo ser dispuesto al gran desafío de la vida, donde sólo es necesaria la intención de sentir y descubrir los más bellos sentimientos. Ahí surge la vida desde las tres fuerzas creadoras. El sol alumbra dando vida en un soplo de esperanza al nuevo ser que habitará la Tierra como un ejemplo de prueba viviente para comprender el gran misterio que guarda la creación.”

¿Recuerdas el objetivo? Ser consciente, pero con consciencia.

¿Qué es la consciencia?

Un software, un motor de búsqueda que genera respuestas a impulsos, generando un patrón psicoconductual.

¿Qué es inteligencia?

Dejando a parte la valoración ética y moral, es sobrevivir adaptándote al medio y a las circunstancias que sean haciendo uso de todas las herramientas a tu alcance, ya sea imaginación, empatía, persuasión, manipulación, autoconsciencia, etc.

¿Acaso lo que vosotros entendéis por inteligencia artificial no es crear una máquina consciente con consciencia?

Eso mismo es lo que sois vosotros: sois creadores aprendiendo a ser Dios.

Pero sed conscientes de que ya lo estáis haciendo; sois creadores de vida a través de vuestros pensamientos, a través de vuestros actos, a través de las relaciones físicas. Sois Dios manifestados en el plano físico.

Sois Dioses y no sabéis el poder que tenéis ni cómo utilizarlo.

Lo único que tenéis que hacer es ser conscientes de quiénes sois y todo desaparecerá, los hologramas se caerán y seréis libres.

Cada vez se generan más proyectos y programas para estudiar la vida cambiante de los seres humanos.

Programas que analizan y estudian la interacción facial y vocal, programas de gestión emocional para optimizar las relaciones, programas de análisis de la personalidad a través de la voz, etc, etc, etc.

Y todo ello ¿para qué? Para generar mayores motores de control en aras de ayudar y mejorar las relaciones familiares, amorosas, laborales y personales.

Estáis programados, todos y cada uno de vosotros.

Cada vez que se inicia un nuevo proyecto evolutivo se reprograma un inconsciente colectivo y todo tipo de redes holográficas con sus correspondientes realidades, todo un laberinto de frecuencias.

Se programan recuerdos, lenguajes, creencias, miedos, necesidades, es decir, todo.

Tus decisiones y reacciones nacen de la acumulación de estímulos externos que no registraste conscientemente cuando ellos sí fueron registrados en ti a nivel inconsciente.

Vuestro programa se basa en dos raíces de control: la sexual y la religión.

La sexual está relacionada con la procreación, el deseo, la maternidad.

La religión con el poder, la sumisión, el sistema de creencias.

A través de estos dos conceptos se introducen todas las subrutinas de control.

“Ése es el próximo material que tienes que publicar en Aymaras y lo sabes”, me dicen.

Por eso te digo, la única salida es ser consciente con consciencia.

Y esa consciencia no está en la parte superior de tu cuerpo, está en tu corazón.

De ahí las propuestas de Pandora y Babel para romper los algoritmos que tejen el tapiz de tu realidad y moverte por sus hilos hasta llegar a la salida.

¿Y dónde queda lo del Humano perfecto, el Adam Kadmon?

En la adaptación.

Cito del libro de Semillas de la Vida:

“El objetivo fundamental es encontrar un ser adaptable a todas las circunstancias y medios hasta llegar al hombre perfecto, el Adam Kadmon, preparado para vivir en cualquier planeta, sin tener que readaptarse a las condiciones de cada lugar. Esta fórmula permitirá llegar al hombre íntegro, completo y verdadero.”

Ya no es necesario entrar en un cuerpo biológico, se nace en él, totalmente adaptado al medio.

Es muy importante este punto.

Sólo hay que ser consciente de ello para no quedar preso al campo electromagnético del planeta ni a las redes holográficas de control.

En la luz y el amor de tu corazón queda en paz.

Tu hermano que te ama.

Deja un comentario